Los trabajadores de algunos servicios han demostrado que lo que quieren por parte de los demás es respeto, pero no solo por su profesión, sino por la gente en general. Hace poco se demostró con el famoso caso del cartero apodado por un Youtuber como “cara anchoa” y ahora, en China, un basurero le ha dado una pequeña demostración de buenas maneras a un conductor.

No quiso aparcar bien, así que decidió impedirle que pudiera salir con facilidad

Los sucesos tuvieron lugar en la mañana del viernes 23 en una localidad de China, de la que no se ha dado a conocer el nombre.

Un conductor decidió apartar en un espacio que estaba destinado a los contenedores de basura, sin importarle bien el trabajo que tuviera que hacer posteriormente el basurero del barrio para limpiar la zona. Y al parecer, aunque el basurero le instó a que retirase de ahí su vehículo, el conductor se negó, cerró la puerta del coche y se marchó caminando tan tranquilo.

Aparcó en una zona destinada a los contenedores de basura, y un basurero le dio una lección

¿El basurero iba a dejar que todo acabase así? Para nada. Decidió darle una pequeña lección a este maleducado y por ello le rodeó el coche con ni más ni menos que con 41 cubos de basura, hasta dejarlo atrapado en una fortificación de contenedores en la que no iba a poder entrar ni tampoco en la que iba a poder sacar su vehículo.

Un trabajo que con tota sorpresa para los que lo estaban viendo, y para un video aficionado que estaba por la zona y lo grabo todo, tardó ni más ni menos que media hora en conseguir todos los cubos necesarios para dejar aprisionado al malhechor y aprovecho para explicar al aficionado el motivo que le había llevado a realizar tal acción. ¿Cómo acabo la historia? El video aficionado no pudo quedarse a ver la reacción del conductor al encontrarse con su coche literalmente rodeado de basura.

Dejar respuesta