Los conductores madrileños, y los que tienen que ir a la ciudad a diario entrando por la M-30, y otras carreteras de acceso a la ciudad, se sorprendieron cuando el pasado miércoles por la noche se impuso lo que fue bautizado como el “Escenario 1”, en el que no estaba permitido ir a más de 70 kilómetros hora por esta carretera.

Se pone fin a esta medida, pero no ha sido suficiente

El Escenario 1, que se puso en marcha la noche del miércoles y madrugada del jueves de la pasada semana, tenía como objetivo reducir la gran contaminación que sufre la ciudad por la alta velocidad de los vehículos. Por ello se impuso una reducción de la velocidad máxima permitida a 70 kilómetros por hora en la M-30 y demás acceso a la capital.  Además, durante este periodo se recomendó el uso de los transportes públicos y que se evitase hacer ejercicio al aire libre a aquellas personas que sufrieran problemas respiratorios.

El Ayuntamiento de la ciudad decidió pos poner esta limitación al viernes 23 de diciembre, pero parece ser que ya no van a extenderlo más. Anoche fue suspendida la limitación dado que habían descendido los niveles de dióxido de nitrógeno y dado que no se han cumplido las condiciones de superación establecidas por el Protocolo, según ha informado el Ayuntamiento.

El Escenario 1 acaba en Madrid

A pesar de haber desactivado esta restricción, la situación de la ciudad en lo relacionado con la contaminación sigue siendo compleja, por lo que el Consistorio recomienda el uso del transporte público dentro de la ciudad y que haya una moderación del uso de los vehículos privados, usándolos solo en los casos que sea indispensable y que se intente compartir coche tanto como sea posible.

En Francia también tomaron una medida similar, solo que en este caso optaron por obligar a los ciudadanos a poder usar un día determinado su vehículo si la matrícula era par o impar.

Dejar respuesta