Los drones son uno de los pasatiempos más grandes de la última década y se han vuelto tan famosos que ya se han comenzado a realizar competiciones a nivel mundial con estos pequeños aparatos. Pero la cosa va ir un poco más allá y quieren mejorar su capacidad de vuelo para hacerlos mejores.

Se crea el primer dron con plumas

Los investigadores de la Escuela politécnica federal de Lausana (Suiza) han logrado crear el primer dron utilizando plumas artificiales, capaces de imitar el vuelo de las aves. Según Dario Floreano, director de la investigación, “La mayoría de los drones están diseñados para funcionar en condiciones específicas, mientras que las aves se adaptan a distintos cambios del clima”.

Así, los investigadores del Laboratorio de Sistemas Inteligentes han logrado construir un dron alado, de muy bajo consumo energético, capaz de cambiar la envergadura de sus alas en base a la fuerza del viento y de las condiciones del clima, volar a gran velocidad y capaz de moverse en espacio muy estrechos.

Fabrican el primer dron que simula la forma de un pájaro

“Las aves pueden transformar la forma y el tamaño de las alas que tienen un esqueleto articulado, controlado por los músculos y cubierto de plumas, que se solapan cuando las alas están dobladas”, explicaba uno de los investigadores de este proyecto. Gracias a las alas plegables, se descubrió que no se necesitaban alerones para ayudar al giro durante el vuelo, y para conseguir la mayor velocidad y movimiento de las alas, estas alas cuentan con plumas artificiales, fabricadas con fibra de cristal, recubiertas con un tejido de nailon y que han sido reforzadas con una estructura de fibra de carbono.

Este dron puede abrir y cerrar las alas, lo que le permite volar a toda velocidad, resistiendo fuertes ráfagas de viento y puede hacer cosas que los drones convencionales no. Esto podría suponer todo un avance tecnológico en el campo de la aviación gracias a estos pequeños aparatos.

Dejar respuesta