Que aparezca una nueva tecnología llena de posibilidades siempre hace que el ejército de los Estados Unidos tenga la mira puesta en ella. Se ha visto en películas, en novelas y en series de televisión como son los primeros en interesarse en las nuevas tecnologías para su uso en las fuerzas militares. ¿Qué ha sido lo siguiente que han probado? Pues las impresoras 3D.

Un millón de posibilidades

Mientras que con una impresora cualquiera puedes imprimir un documento para tenerlo en papel y así poder almacenarlo, con una impresora 3D puedes imprimir cualquier cosa. Desde un microchip totalmente operativo a una prótesis con la que un animal podría volver a caminar.

Pero el ejército de los Estados Unidos tiene las vistas puestas más hacía el futuro. Hará cosa de medio año, la empresa rusa OPK anunció que estaban trabajando en crear drones fabricados únicamente con impresoras 3D, imprimiendo cada pieza, con el objetivo de abaratar costes en su producción.

Ahora, ha sido el ejército de los Estados Unidos de América quien ha puesto en marcha este proyecto por su cuenta, creando uno de los primeros drones fabricados exclusivamente con impresoras 3D y totalmente operativo.

Los drones ya pueden fabricarse con impresoras 3D

Así pues han creado un dron cuadrúpedo que puede volar hasta 88 kilómetros por hora y que prestará apoyo a los soldados en las áreas donde se encuentren luchando. Otra de las razones por las que se ha puesto en marcha este proyecto, conocido como proyecto Odsuas, es para que estos drones sobrevuelen las 24 horas los cielos de los diferentes territorios, con el objetivo de estar en todo momento informados de lo que sucede en ellos.

Aún no se ha hablado de la producción a gran escala de drones fabricados con esta tecnología con el objetivo de que puedan ser utilizados en el ámbito doméstico, pero, ¿es posible que muy pronto se vean en las tiendas?

Dejar respuesta