Al igual que se utiliza mucho a los animales, los niños o bebés son también muy utilizados en las campañas de marketing, no solo para vender los productos destinados a los mismos, sino también vender otros con los que ellos están jugando o que los padres usan tras un desastre por parte del niño.

Llegando al corazón de los adultos

Generalmente, el uso de un niño o un bebé en una campaña de marketing solo es una forma de realizar una campaña directa de marketing, pero también es muy utilizado en las campañas de marketing oculto. El bebé parece que se comporta como un adulto y eso hace mucha gracia a los que ven los anuncios, pero en las campañas en la que se usan imágenes también capta muchísimo la atención el ver a un niño pequeño en la imagen.

  • Usa al pequeño como mensaje: Tienes que pensar en una forma de que el niño o bebé vaya a transmitir el mensaje y que los que vean el anuncio lo capten a través de él.
  • Comportamiento adulto para un mensaje más claro: En el caso de que quieras vender un producto en específico te puede venir bien hacer un video donde unos niños se comporten de forma adulta, pero tienes que intentar que sea algo que jamás se haya visto para que no se considere una copia de otras campañas.
  • Las imágenes virales, muy fuertes: Puede parecer que no, pero el contenido viral es una estupenda herramienta de marketing. Si puedes crear una imagen que se convierta en viral, o utilizar otra que ya lo sea, tendrás una poderosa campaña de marketing que además te resultará totalmente gratuita para promocionar tu producto o servicio.

Tienes muchas posibilidades usando a los más pequeños de la casa para llegar a un público más amplio. Ponte a pensar, desarrolla el proyecto y a publicarlo.

Dejar respuesta