A lo largo de su vida habrá visto miles, por no decir, más de un millón de campañas publicitarias en las que solo se ve una cosa clara: todos son felices. Si sale un bebé, este siempre está sonriendo, si sale una persona anunciando algo, siempre está contenta… pero, ¿qué pasaría si se intentará mostrar el otro lado?

Cuanto más realista mejor

Son muy pocas las compañías que alguna vez se han atrevido a jugar con las emociones para aprovecharlas en sus campañas de marketing, por lo que es un territorio casi virgen, del que cualquiera podría sacar provecho si llegará a explorar muy bien todas las posibilidades que puede ofrecer:

  • Llama más la atención: El mostrar un lado más humano en una campaña de marketing captará mucho más la atención que el hecho de que muestre una familia perfecta o una persona super feliz, pues eso ya es algo que se ve a diario.
  • Otra cara: Cuando hay un anuncio de productos domésticos, ¿quién aparece en el anuncio? El 95% de las veces es siempre una mujer. Sin embargo la sociedad ha ido cambiando, por eso, mostrar la otra cara de la sociedad también es bueno, donde es el hombre quien ayuda o hace las tareas que antes eran exclusivas de las mujeres tendrá un mayor impacto.
  • Arriesgado pero seguro: Es una apuesta muy arriesgada el internet meterse en un territorio que pocos han tocado, pero es una apuesta segura de tener un gran éxito si sabe cómo aprovechar al máximo todas las posibilidades.
  • Analice antes de lanzar: Antes de intentar lanzar nada o ponerse a trabajar en la idea, lo mejor sería realizar un pequeño estudio de lo que la gente pensaría de su idea, para así saber el impacto que causaría y a qué tipo de público debe dirigir más sus esfuerzos.

Con todo esto claro, no tiene más que ponerse a trabajar en su idea para triunfar y hacer una campaña de marketing online que lo lleve a lo más alto, triunfando donde otros no se han atrevido.

Dejar respuesta